Cursor

Free Cross ani Cursors at www.totallyfreecursors.com

lunes, 25 de agosto de 2014

BOXEO A MUERTE



El 19 de abril del 2010 en un hotel de valencia estado Carabobo un conocido pugilista venezolano que allí se hospedaba  se presento en la recepción del hotel a las 5:30 de la madrugada, y confesó al personal de seguridad que había matado a su esposa, Inmediatamente, éstos notificaron a efectivos de la Policía de Carabobo, quienes hicieron presencia en el mencionado hotel. (El conocido boxeador Inca Valero y su esposa Jennifer habían llegado  al Hotel Intercontinental de Valencia, solicitando una habitación por toda la noche) Inmediatamente, empleaos del hotel notificaron a efectivos de la Policía de Carabobo, quienes hicieron presencia en el mencionado hotel.

       Instantes después Valero fue aprehendido y trasladado a la Comandancia General de la Policía de Carabobo, el cuerpo de la infortunada Jennifer Carolina Viera de Valero, de 24 años  presentó tres heridas por arma blanca, cabe destacar  que Valero ya registraba antecedentes por violencia de género.

El  25 de marzo, desde mismo año el pugilista había sido detenido en Mérida cuando acudió a visitar a su esposa, quien se encontraba hospitalizada en el Hospital Universitario de esa ciudad, por lesiones ocasionadas por una golpiza que éste le habría dado. Aunque Jennifer se negó a declarar en contra de su esposo, médicos del Hospital Universitario de Mérida si lo denunciaron por amenazas. En septiembre de 2007 Valero también fue denunciado luego de que golpeara a su madre y a su hermana tras una discusión familiar en Mérida. Tras ser encontrado en El Vigía, a bordo de una camioneta y acompañado por tres personas más, fue detenido.

Al día siguiente de asesinar a su esposa el mismo se quito la vida ahorcándose en la celda donde se encontraba detenido. El deceso se produjo en la celda donde estaba retenido Valero. Uso su propia ropa, teniendo como apoyo la propia reja de la celda. Fue alentado por otro recluso para que terminara con su vida. Falleció por asfixia mecánica. En este caso podemos evidenciar que la violencia de genero cada vez mas presente en nuestro país puede desencadenar en grandes tragedias.





EL PSIQUIATRA



Este espantoso crimen sucedió en el año 2008, se trataba de Roxana Vargas una joven estudiante de periodismo y pasante del canal RCTV. La joven había sido reportada como  desaparecida por su familia para luego ser hallada, brutalmente asesinada por un fuerte golpe en la cabeza y abandonada  en un terreno baldío de Parque Caiza, donde la encontraron unos vecinos.

El autor de dicho crimen fue el reconocido psiquiatra Edmundo Chirinos, el mismo fue médico cirujano (1958), licenciado en Psicología (1960) y doctor en Ciencias, títulos obtenidos en la Universidad Central de Venezuela. Además, magíster en Neuropsiquiatría y Psicología Clínica, de la Universidad de Londres, Cambridge, Oxford (Inglaterra), Marsella (Francia), Queens College en la Ciudad de New York (USA). En 1961 fundó el Colegio de Psicólogos de Venezuela.

Chirinos era el psiquiatra de Roxana y lo que inicialmente fue una relación medico paciente se fue transformando en una relación, incitada por Chirinos, quien aprovechando el estado de sedación de la víctima tocaba sus partes intimas.  El sitio de sus  encuentros furtivos era el consultorio, y a mediados del año 2008 la tormentosa relación había entrado en crisis, pues así lo refirió la occisa en su blog  donde amenazó con hacer público el romance que ambos sostenían, y alertar a posibles pacientes de Chirinos respecto de su conducta “impropia” con pacientes femeninas .La angustia de Chirinos aumentaba porque éste sabía que Roxana era pasante del Canal de Televisión, “Radio Caracas TV”, RCTC, situación que proporcionaba a la estudiante de periodismo difundir la historia. Esto trajo hostilidad entre ambos, persistentes disputas que le permitieron a Chirinos planear una estrategia para terminar aquello.

La estrategia de Edmundo Chirinos fue dar muerte a Roxana, para evitar ser expuesto al escarnio público, Tomada esa decisión,  citó a Roxana a su consultorio el sábado 12 de julio de 2008. Ese día la llamó varias veces a su celular, cuando la chica llego al consultorio, el médico golpeó una y otra vez la cabeza de la muchacha y le  produjo una “hemorragia subdural” que le causó la muerte. Luego tiró el cadáver en Parque Caiza, donde fue descubierto a los tres días.

Finalmente a Edmundo Chirinos, en virtud de su avanzada edad, le fue concedido el beneficio de Casa por Cárcel. El médico Edmundo Chirinos fue encontrado sin vida en su residencia el 24 de agosto del 2013.


martes, 31 de diciembre de 2013

El monstruo de Guarenas


El monstruo de Guarenas fue el apodo dado a Hugo Marcelo Sanchez Rujano; quien abusó sexualmente y asesinó a puñaladas a la niña Tibisay Mijares (7) en la Urbanización Menca de Leoni Guarenas, en Febrero de 1977.
El día 5 de Febrero de 1977, la niña Tibisay mijares se dirigió a la localidad de Guarenas junto con sus padres porque habían sido invitados a una fiesta de cumpleaños, la fiesta transcurrió con total normalidad la niña jugaba con otros pequeños en el pasillo del piso 3, bloque 43.
Al llegar la media noche los dueños del apartamento  invitan a todos los presente  a cantar el cumple años, todos se colocan alrededor de la mesa donde estaba la torta todos menos la pequeña María Tibisay, la madre al notar la ausencia de la niña alerta al padre y acompañada por la dueña del apartamento comienzan la búsqueda por los pasillos apartamentos,  los aistentes a la fiesta en su mayoría vecinos al ver que la niña no aparece se unen en en la búsqueda que se prolongó hasta el amanecer siendo infructuosa.

A las nueve de la mañana el conserje del bloque (51) de Menca de Leoni se dispone a cambiar los pipotes de la basura cuando nota una bolsa amarilla recostada de la puerta de entrada del depósito de la basura. Pensando que habían dejado desperdicios pegado a la puerta, la agarra para que no se caiga al abrir la puerta y es cuando nota que la bolsa esta manchada de algo que parece “sangre” y puede ver también unos cabellos, decide dar parte a la policia. Cuando llega la policía abren la bolsa y descubren el cuerpo de la pequeña Tibisay envuelto en un plástico de tintorería.
Los sabuesos de la policía utilizaron como primera pista el plástico de una conocida tintorería ubicada en el Centro Comercial chacaito, tenían que investigar que residente de Guarenas llevaba su ropa a la misma, dando la casualidad que un ex policía (Sanchez Rujano) residente del bloque 43 vecino del apartamento donde se realizó la fiesta, aparecia como cliente de dicho establecimiento. La policia al allanar el apartamento del sospechoso encontraron que toda su ropa estaba guardada dentro de la bolsa de tintoreria pero casualmente faltaba una, en el baño del apartamento dio positivo las pruebas de luminol encontrandose sangre y huellas de la niña, por lo que al criminal no le quedó mas remedio que confesar el crimen.
El asesino confeso que se retiró de la fiesta a media noche y encontro a la pequeña en el pasillo, la condujo a su apartamento ofreciendole dulces donde procedio a ultrajarla y la mató a puñaladas, luego se unió a los vecinos dismulando que ayudaba a buscar la niña desaparecida, abandonando el cadaver a las 4 de la mañana en el basurero del bloque 51.




martes, 24 de diciembre de 2013

El comegente

José Dorángel Vargas Gómez, también llamado el Comegente, es un asesino en serie y caníbal. Vargas era un indigente que solía cazar a sus víctimas en el parque 12 de Febrero, en los alrededores del río Torbes de la ciudad de Táriba, en el estado Táchira, fue en el primer asesino en serie de la historia de Venezuela, asesinando decenas de personas.  
Entre noviembre de 1998 y enero de 1999, momento en el que las familias notificaron a la policía la desaparición de los fallecidos, el asesino cazaba a sus víctimas con un tubo en forma de lanza, los descuartizaba, almacenaba las partes que se comía para cocinarlas y enterraba los pies, las manos y las cabezas. Sus víctimas fundamentales eran desprevenidos deportistas y obreros que trabajaban en la orilla del río, el sin embargo dijo que no comía mujeres ni niños. Como no disfrutaba de una nevera para guardar la carne, mataba una media de dos personas por semana.
 Vargas, que vivía en la zona próxima del parque 12 de Febrero en una especie de rancho y que, en inspecciones de la policía,  hallaron en  varios recipientes  carne humana y vísceras preparadas para el consumo, además de tres cabezas humanas y varios pies y manos. Una vez capturado, confesó haber matado y comido al menos a 10 varones en un periodo de dos años desde su arresto en 1999.



EL DECAPITADOR




La noche del 18 de junio de 2007, en la Urbanización Los lagos de Los Teques Luis Gustavo Gonzales Siso, dio muerte a Luis González Caso  quien era su padre de crianza  lo decapitó, llevándose su cabeza dentro de un morral.
El Decapitador, era un esquizofrénico de alta peligrosidad quien decía ser  perseguido y acorralado por unos seres, demonios, que lo incitaban a cometer crueles actos. Los demonios  le gritaban, reían y le daban órdenes, por lo cual   atacó a su padrastro, de 83 años de edad, cuando éste estaba dormido y le ordenó tomarse una medicina y para tragarla lo obligó a tomar un vaso de orine. Inmediatamente procedió a propinarle puñaladas y después de decapitarlo para "acabar con aquel demonio" que lo perseguía.
Antes de cometer el horrible crimen, lucho (así le decían) había acabado con la vida de su novia en 1991, y había atentado contra la vida de la familia de su maestro de karate, este hombre  se fugó en varias oportunidades de los calabozos de la policía y también de instituciones de reclusión para enfermos mentales en el país. Fue rechazado en varias de  instituciones de salud mental por el peligro que representaba ya que en repetidas oportunidades logró someter a los celadores, vigilantes y custodios, porque poseía una fuerza física sobrehumana.
El asesino se encontraba recluido en el hospital psiquiátrico de Maturín desde diciembre del año 2007, remitido por los tribunales penales de Los Teques, el paciente  logró burlar la seguridad y salir de las instalaciones, se enfrentó con un grupo de campesinos que lograron someterlo y hacerle tragar una sustancia que lo fue deteriorando gradualmente, lo que puso fin a la vida de Luis Gustavo González Siso (41), conocido en Los Teques como el "decapitador de Los Lagos".


sábado, 8 de diciembre de 2012

La mujer del policia


En el mes de enero de 1980, vecinos del barrio  San Pablito Caracas estaban consternados por la desaparición de tres adolescentes. Dos de ellos desaparecieron el día 11 de enero Douglas Nieves y Efraín Irausquin, y el tercero Martin Mijares desapareció el 17. El trio de desaparecidos fueron amigos inseparables desde la infancia, y eran vecinos, del mencionado barrio.
La clave del caso era una menor esposa de un policía, quien según vecinos del barrio San Pablito era frecuentada por los tres muchachos y mantenía amores con uno de ellos, exactamente el ultimo desaparecido Martin mijares.
Rosa Elena Pinto alias Chena era la esposa del distinguido Argenis Ledezma quien pertenecía a la Policía Metropolitana del Distrito Federal y estado Miranda. Lo peor del caso es que este hombre vivía con ella desde que la misma contaba tan solo con once años de edad y él era su padrastro,  se casaron cuando ella tenía 13 y procrearon 2 hijos. Ella se quedaba en casa mientras su esposo  trabajaba, él era muy celoso y ella apenas una niña, a la que le gustaba salir a conversar en las esquinas, ir a fiestas y salir con los amigos. La gente del barrio pronto  se hizo eco de comentarios “por allí anda la mujer del policía, tomando y rumbeando”. Los rumores llegaron a oídos de Ledezma quien le reclamó a su mujer una y otra vez pero la muchacha seguía en sus andanzas cuando él no estaba en casa.
Ya cansada Chena decide abandonar a su esposo. Agarró todas sus cosas y se devolvió a la casa de su madre en Mamera. Por esa época ya conocía a Martín Enrique Mijares, un joven de 14 años, estudiante del primer año de bachillerato, amigo de los amigos de Chena, y de quien se había enamorado.
Muchas personas le advirtieron a Martin que tenia que cuidarse porque aunque estuviese separada aun Chena era la esposa del distinguido Ledesma, pero el no hizo caso de la advertencia.
Según testimonios de un grupo de testigos de San Pablito y Mamera.  Afirmaron que un día antes de la desaparición de Martín, Ledesma propinó una golpiza a su esposa y que en varias ocasiones el distinguido amenazó públicamente al muchacho. Los vecinos también afirmaron que entre el policía y los muchachos había roces por la  amistad de éstos con su esposa y dos de los declarantes vieron en la noche en que Douglas y Efraín desaparecieron,  que los subían a un jeep de la Policía Metropolitana.
 El sábado 2 de febrero Ledezma fue retenido en el comando central de la Policía Metropolitana.
Después de muchos meses  los jóvenes seguían sin aparecer, todas las pruebas apuntaban a ledezma quien por fin  confesó ser el autor del triple crimen.
Sus palabras textuales fueron: “Los maté por defender mi honor, el de mi hogar… y los maté con mis manos, no necesité ayuda de nadie”.  El mismo llevo a la policía al sitio donde estaban los cuerpos  había asesinado y enterrado a dos de los muchachos: Efraín y Douglas, En las inmediaciones de la hacienda Mamera, ubicada en un cerro al frente del barrio del mismo nombre. A unos trescientos metros de la falda y bajo un tremendo lodazal estaban las osamentas, enterradas por el asesino bajo matas de cují. Los forenses apuntaron que una de las osamentas se encontraba parcialmente quemada.
luego las comisiones cruzaron la ciudad para llegar al punto donde  estaba el cuerpo de Martín, la ribera de una quebrada que colinda con la avenida Boyacá en el este de Caracas  Allí, también sin ropa y semicubierto por hojas secas y basura estaba una osamenta que el asesino aseguraba pertenecía a Martín. Argenis ledezma se encuentra libre después de pasar 21 años en prisión.



El crimen del periodista


Este brutal asesinato sorprendió a toda Venezuela y se  convirtió en uno de los crímenes más sonados en el país. Javier García, (37) comunicador social  y reportero de RCTV Internacional fue hallado muerto en su apartamento en Colinas de Bello Monte. El cuerpo del reportero presentaba heridas punzo penetrantes y fue encontrado por uno de los hermanos de García que entró a su apartamento, el domingo 15 de junio del 2008, ya que tenía llaves del mismo, y, viendo que la habitación de García estaba cerrada, llamó a los bomberos para forzar la puerta. Al lograr entrar vieron que Javier García estaba sin signos vitales en el centro de su cama y vestido.
Su último día lo pasó acompañado del sujeto  a quien había conocido meses antes y con el que tenia una relación sentimental, fue a tomar unos tragos en el restaurante Moulin Rouge ubicado en la Avenida Francisco Solano, de Sabana Grande, en el cual permaneció poco tiempo.
Luego de ingerir unas cuantas cervezas decidieron cambiar de ambiente y se trasladaron al Rosal y luego a la discoteca Sawu en Las Mercedes, al este de la ciudad, para continuar con lo que iba ser su última salida.
De la discoteca “exclusiva” Sawu salió acompañado por el hombre que posteriormente le quitaría la vida, ambos se fueron hasta la casa de Javier en Colinas de Bello Monte, en las Residencias Alto Alegre en la calle Río Torbes. La hora precisa en la que ocurrió el homicidio no fue establecida por el asesino de nombre Isaac Oberto Molleda quien  al conversar con la policía, aseguró, supuestamente, haber estado muy drogado para tener conciencia de la hora. Sólo dijo que después de haber cometido el hecho, se tomó unas pastillas y se quedó dormido. Cuando se levantó ya era de noche y al ver lo que hizo, intentó cargar unas maletas con algunas cosas de valor para luego huir, Pero no pudo llevarse las dos maletas que preparó, porque el vigilante del edificio le advirtió que sin autorización del propietario no podía sacar nada, el visitante se devolvió al apartamento devolvió lo que llevaba para luego salir si nada.
Tras  la divulgación del retrato hablado y las características físicas del victimario, el asesino fue capturado en el Hotel J.J., Sector Los Manolos, en Los Caobos, el 11 de agosto del 2008.
Fue juzgado y sentenciado a 15 años de cárcel.